La casera me dijo que el mercado estaba como estaba y que podía sacar por el piso casi el doble: “Así que vete buscando un sótano o algo que te puedas pagar”

La crueldad de esta casera es aprendida y para eso que llaman el mercado es una virtud. Vivimos tiempos de mierda. Saludos

Ecologia, sentido y cultura.

Ver la entrada original 160 palabras más

Anuncios